miércoles, 5 de agosto de 2009

La verdadera amistad


Proverbios 17:17 dice: En todo tiempo ama el amigo y es como un hermano en tiempos de angustia.


Antes que nada debemos definir que es amistad. Según el diccionario, amistad es: confianza y afecto desinteresados con otra persona y que nacen y se fortalecen con el trato.


Ahora, debemos tener en cuenta que Dios nos creó en sociedad, es decir no quiere que vivamos como personas solitarias sino que tengamos relaciones de amistad, pero de verdadera amistad.


Para tener amigos verdaderos debemos tener en cuenta dos puntos que debemos cumplir:

-Amarse a sí mismo: si no me amo no voy a lograr amar a los demás; si no le doy importancia a mi vida tampoco voy a lograr darle importancia a la vida de los demás.

-Mostrarse amigo: Un verdadero amigo se encuentra cuando somos capaces de bridar amistad.


¿Cómo reconozco a un verdadero amigo?


Hay ciertas características que ayudan a descurbir si alguien es verdaderamente un amigo o no.


-Un amigo es como un hermano: La verdadera amistad es una confraternidad, es decir, una relación de hermanos que se produce entre personas que no comparten un parentezco de sangre.


-Un amigo es fiel: La amistad no se condiciona dependiendo del momento. Un verdadero amigo no te abandona en los días malos, no te desconoce cuando pierdes o cuando tienes problemas; por el contrario, un verdadero amigo te apoya durante los momentos duros.


-Un amigo edifica: Un verdadero amigo ama, y el amor dbe llevarnos a una mutua edificación. El amigo que ama busca ayudar al otro a levantarse cuando ha caído, siempre busca lo mejor para el otro.


-Un verdadero amigo es sincero: No hay verdadera amistad sin confianza plena y no puede haber confianza si no hay sinceridad con el otro.

El verdadero amigo debe decir la verdad aunque al otro le duela (no hay que ser grosero). Un verdadero amigo nos saca del engaño, nos devuelve la cordura en momentos de necedad.


-Da la vida por el otro

Jesús dio la vida por nosotros, él murió en la cruz para darnos una vida digna.

Juan 15:15 dice "ya no los llamo siervos, porque el siervo no está al tanto de lo que hace su amo; los he llamado amigos, porque todo lo que a mi padre le oí decir se lo he dado a conocer a ustedes".


Qué gran privilegio tenemos al saber que por sobre todas las cosas contamos con un amigo fiel que siempre está con nosotros y que se puede ocupar de nuestra vida entera... Jesús.

jueves, 30 de julio de 2009

Hay una esperanza- Edgar Lira


Cuando escuches en el noticiero,
que otra guerra acaba de estallar,
que millones aun se mueren de hambre,
que el ozono ya se va a acabar,
que el sida mata mucha gente,
que dos hombres se van a casar,
que han hallado al eslabón perdido,
que otro loco mata por matar,
necesitas entender que hay alguien,
que no quiere ver el mundo igual,
que no quiere ver correr mas sangre,
que el racismo pueda derramar,
Necesitas entender que hay alguien,
que su vida vino a derramar,
que no quiere ver mas en la calle,
a los niños sin mamá y papá.

Hay una esperanza para el mundo hoy,
Hay una esperanza para el mundo hoy,
es una luz que puede hoy brillar
en medio de cualquier oscuridad
Hay una esperanza para el mundo hoy,
hay una esperanza para el mundo hoy,
es el único que puede dar
una esperanza para el mundo hoy

Él nació en un muy pequeño pueblo,
su madre una virgen fue,
tuvo que vivir en otra tierra,
pues su vida perseguía un rey.
Su padre era carpintero,
hasta los treinta años le ayudo,
vino a cambiar a todo el mundo,
solo tres años fue predicador.
El nunca escribió un libro,
ni un puesto público ocupó,
solo tenía treinta y tres años,
cuando entre dos ladrones Él murió,
todos los hombres que un día vivieron
y los ejércitos que un día vendrán,
nunca cambiarán a este mundo
como esta vida a la humanidad.


Hay una esperanza para el mundo hoy,
Hay una esperanza para el mundo hoy,
es una luz que puede hoy brillar
en medio de cualquier oscuridad
Hay una esperanza para el mundo hoy,
hay una esperanza para el mundo hoy,
es el único que puede dar
una esperanza para el mundo hoy
Letra tomada de la página: www.planetadeletras.com
Foto tomada de la página: img.genciencia.com

domingo, 12 de julio de 2009

Conocienendo a papá Dios- Andrés Parreño

video


Andrés Parreño, líder del Ministerio de Universitarios, contó que en el CF1 aprendió a conocer a Dios como papá y a experimentar su amor. Gracias a esto, ya no lo ve como un dios lejano que aveces se ocupa de sus cosas, ahora sabe que Dios lo cuida, lo proteje y que lo ama pase lo que pase.

video: Natalia Echezuría

viernes, 10 de julio de 2009

Testimonio personal- Andrés Parreño

Mi nombre es Andrés Parreño, soy el segundo hijo de Juan y Elena.
Cuando era pequeño mi padre salió del país a realizar un postgrado en el extranjero, mi mamá trabajaba y entonces no pase mucho tiempo con mis padres, no porque no hayan querido, sino por la situación que atravesabamos en mi familia. Eso causó en mí una sensación de falta de afecto y aprendí a llenar ese vacio de otras formas. Me dediqué a contar chistes, principalmente en las reuniones de los adultos, y me hacían sentir bien durante un rato. Eso me llevó a buscar agradar a las personas y a hacer compromisos que no podía cumplir. Además, cuando debía afrontar momentos en los que tenía que tomar decisiones se me dificultaba mucho porque no lograba escoger algo que le agradara a todos, eso me llenaba de culpa y de desaprobación propia.

En cierta edad llegué a sentir el llamado de servirle a Dios como sacerdote religioso, pero no lo hice por el temor al que dirán y por la curiosidad de tener una familia. Eso me lleno de culpa. Buscaba a Dios a la manera que yo conocía, pero algo no engranaba. Cierto día una chica desconocida me preguntó si quería saber lo que Dios tenía preparado para mi vida; sonriendo le dije que sí. Realicé una pequeña oración en la que dije: "Señor Jesucristo, yo te necesito, reconozco que diste tu vida en la cruz por mis pecados, te abro la puerta de mi corazón, entra a mi vida como Señor y Salvador y haz de mi la persona que Tú quieres que yo sea. Amén". De ahí en adelante pude acercarme a la Biblia de otra manera, pude entender que era lo que Dios me decía y que Él dice que a sus ojos soy de gran estima, honorable, que me ama y que dará hombres por mí y naciones por mi vida. Ahora puedo decidir amarme a mí mismo y a los demás con el gran amor con el que él me ama.
Gracias a Dios he aprendido a tomar decisiones como la de restaurar mi relación con mis padres, puede decirles que estaba resentido con ellos, les pedí perdón, quería que supieran que los amo y que les pedía su bedición. Esa decisión me llevo a escuchar una expresión de amor que no había escuchado antes de mis padres: yo te amo y te bendigo.

Foto otrogada por Andrés Parreño

domingo, 5 de julio de 2009

Vivir por prioridades- Pamela Torres


video

Pamela Torres compartió su testimonio sobre lo que aprendió en el curso de formación básica que realizó. Contó cómo había logrado realizar todas las actividades que tenía que hacer en un momento lleno de responsabilidades y, además, aprovechó para contar que logró cumplirlo todo de manera perfecta cuando entendió que debía vivir por prioridades y no por presión.



Video: Natalia Echezuría

Nuevos graudados

El domingo 5 de julio se llevó a cabo la ceremonia de graduación de los alumnos del CF1 (curso de formación básica). Entre los graduados se encontraban seis miembros del ministerio de universitarios: Juan Sebastián Aguirre, Raquel Armijos, Estefanía García, Andrés Parreño, Cristina Pintado y Pamela Torres.

La ceremonia contó con alabanza, testimonios, un tema corto, la entrega de diplomas y una oración especial por todos aquellos que terminaron el curso y por quienes desean empezar el nuevo (el próximo CF1 comienza el 14 de julio a las 19:00).

Vestidos de forma muy elegante, uno a uno, pasaron a recibir el diploma correspondiente y se arrodillaron sobre el escenario del Salón de la Ciudad, en el Municipio de Quito, para recibir una bendición especial.

Al finalizar el acto se abrió un espacio para saludar a los amigos, invitados y familiares, para las acostumbradas fotos y para compartir un rato con los compañeros.

¡Felicitamos a todos los graduados de este curso!

Foto: Natalia Echezuría

jueves, 2 de julio de 2009

Tu estás aquí- Jesús Adrián Romero


Aunque mis ojos no te puedan ver
te puedo sentir, sé que estás aquí.
Aunque mis manos no pueden tocar
tu rostro Señor, sé que estas aquí uoooo

Mi corazón puede sentir tu presencia,
tú estás aquí, tú estás aquí.

Puedo sentir tu majestad,
tú estás aquí, tú estás aquí.

Mi corazón puede mirar tu hermosura,
tú estás aquí, tú estás aquí.
Puedo sentir tu gran amor,
tú estás aquí, tú estás aquí

Aunque mis ojos no te puedan ver

te puedo sentir, sé que estás aquí.
Aunque mis manos no pueden tocar
tu rostro Señor, sé que estás aquí uoooo

Mi corazón puede sentir tu presencia,
tú estás aquí, tú estás aquí.
Puedo sentir tu majestad,
tú estás aquí, tú estás aquí.

Mi corazón puede mirar tu hermosura,
tú estás aquí, tú estás aquí.
Puedo sentir tu gran amor,
tú estás aquí, tú estás aquí.

Tú estás aquí, tú estás aquí,

tú estás aquí, tú estás aquí.


Foto tomada de la página: http://www.laverdaderavida.com

Letra tomada de la página web: http://www.musica.org/

martes, 30 de junio de 2009

Testimonio personal- Pamela Torres

Soy Pamela, hija de Dios y su escogida para servirle y darle la gloria por todo lo que ha hecho en mi vida.

Antes de que decidiera escuchar y seguir el llamado de Dios yo era una persona buena, normal, tenía mis amigos, académicamente me iba bien y en mi familia todo marchaba en orden. Como me consideraba buena, establecí ciertos parámetros básicos para mi vida, eran cosas que uno dice que nunca en la vida va a hacer y que no entiende como personas "malas" pueden realizar.

Sin embargo, rompí una de esas reglas de moralidad que me había impuesto y desde ese instante mi vida cambió por completo. Dejé de considerarme buena y me convertí en una persona soitaria, llena de miedos, de conflicots y de resentimientos; la culpa me pesaba tanto que ni siquiera podía levantar la cabeza y tampoco quería levantarme de la cama.

Como mi familia participó de mi error pasamos de ser unidos a un grupo de personas que vive bajo el mismo techo pero que no sabe nada del otro. Seguimos terapias con psicólogos y tratamos de conversar, pero nada funcionaba. Me sentí cada vez más culpable de lo que sucedía y para sobrellevar la situación me refugié en mi novio de ese entonces, lo convertí en lo más importante de mi vida y creí que gracias a él mis heridas habían sanado.

De repente, mi relación sentimental terminó y otra vez me vi sumida en la desesperación y en la tristeza. Volvieron las peleas en mi casa, las bajas notas en la universidad y la culpa que no me dejaba en paz.

Cuando me encontraba así, Dios utilizó a uno de sus hijos para darme sus palabras de amor. Solo él logró darme la paz que tanto necesitaba y que sobrepasa todo entendimiento. Además, despertó curiosidad en mí y decidí asistir por primera vez a una reunión cristiana, en ella Dios me regaló un versículo que dice que nosotros no lo escogimos a él sino que él nos eligió a nosotros. Entendí que Dios me estaba llamando y que tenía planes para mí por lo que me dispuse a colaborar en todo y a aprender. Como quería que esta nueva vida sea algo permanente, oré pidiéndole al Señor que entrara en mi vida y que hiciera de mí la persona que él quiere.

Después de esa oración mi vida volvió a cambiar. Dios me fue enamorando cada día más de él, poco a poco restauró la relación con mi familia, me enseñó a perdonar y a apropiarme de su perdón. Los problemas no desaparecieron, pero ahora los puedo vencer.

Foto: David Sánchez

lunes, 29 de junio de 2009

No estás deprimido, estás distraído



No te quedes pensando en las cosas malas, siempre mira más allá y te darás cuenta de todas las cosas buenas que te rodean y que vienen detrás de lo que nos parece malo o doloroso.

Dios ya nos dio todo para ser felices, no perdamos el tiempo pensando en lo deprimidos que estamos; al contrario, cambiemos nuestra forma de mirar las cosas para ver más allá de lo aparente.



Video tomado de Youtube

Testimonio personal- Raquel Armijos

A lo largo de mi vida siemrpe me consideré la hija mimada de Dios porque a pesar de tantos problemas siempre fui una persona muy afortunada. Sin embargo, problemas famililares como el divorcio de mis padres, el vivir con mis abuelos y ver a mi madre dos veces al año provocaron un vacío en mi vida que con el pasar de mi adolescencia se fue conviritiéndo en rebeldía.

A pesar que estudiaba en un colegio cristiano donde nos dijeron cómo recibir a Cristo, no lo hice de corazón y lo que nos enseñaban, para mí, era solo una hora de clase más.

Al cursar mis primeros años de universidad, después de la semana de exámenes, mi mamá me propuso un viaje a Cali yo sola, así que acepté. Llegó el día del viaje, me subí a una 'Panamericana' y, al partir, un señor se subió a orar (algo que me extrañó completamente, pero que preferí ignorar), pusieron un par de canciones cristianas, pero yo permanecí indiferente; al hablar con mi compañera de asiento me enteré que ibamos a un campamento cristiano y en ese momento decidí bajarme, pero ya era demasiado tarde.

Tras un largo viaje por fin llegamos y todo lo que hacía me parecía terrible, aburrido y le vi todos los contras posibles. Al final de la semana, el último tema que se dio en la noche me llegó muchísimo; una amiga oró por mí y me quebranté muchísimo. Esa noche volví a recibir a Jesús en mi corazón, esta vez sinceramente, le pedí a Cristo que entrara en mi vida y a partir de ese día mi vida cambió totalmente.

Al comienzo creí que todo sería hermoso y que no volvería a tener problemas, pero esto no fue así ,sino que apartentemente perdí en todo aspecto: un semestre en la universidad, mis amigos, mi novio. Pasó el tiempo y Dios mismo se encargó de mostrarme que todo lo que perdí alguna vez era necesario para mi formación.

Ahora sí puedo decir que tengo un antes y un después de Cristo. Un antes marcado por un vacío en mi vida y un después donde Dios es mi primer amor, un padre amoroso y un amigo incondicional. Desde que le entregué el control de mi vida todo ha marchado bien, tengo una linda relación con mi familia, unos amigos que realmente valen la pena, una relación con mi novio en la cual nuestro amor va en tres direcciones: ambos tenemos la vista puesta en Dios, tengo éxito en el nivel académico en el que anhelo ser una mujer profesional que aporte a esta sociedad con conocimiento y como un instrumento de Dios.



Foto: Cristina Pintado

viernes, 26 de junio de 2009

lunes, 22 de junio de 2009

Un nuevo propósito

Antes de entender el propósito de nuestra vida tenemos que estar seguros de que Dios nos hizo, nuestro nacimiento no fue un accidente ni una casualidad, sino una planificación de suya.

Es importante que tengamos claro que Dios nos creó de la forma que él quiso, con las características que él quiso que tengamos.

Si entendemos esto podremos comprender que Dios tenía un propósito para nuestra vida aún antes de que naciéramos.
Él planificó algo para cada uno desde antes que existiéramos; esto quiere decir que lo hizo sin nuestra participación; pero debemos estar seguros que si Dios es un papá de amor, lo que tiene preparado para nosotros es lo mejor. Romanos 8:28 dice que a los que aman a Dios todas las cosas les vienen a bien, así que debemos confiar en que si realmente lo amamos a todo lo que él haga en nuestras vidas va a ser lo mejor.

También tenemos que entender que como hijos de Dios no debemos pensar como personas del mundo. No nos debemos conformar con lo que todos piensan, sino que debemos romper esquemas y transformar nuestra forma de ver el mundo. Debemos saber que fuimos creados para Dios y no para que él cumpla todos nuestros caprichos.

El propósito principal que Dios nos dio es que hablemos de él, que compartamos a la gente la experiencia que hemos podido vivir y que llevemos su palabra. Mateo 28:18-20 nos hace un llamado para que hagamos discípulos en todas las naciones; ese es el propósito de nuestra vida.

Sin embargo, esto no quiere decir que todos debemos dejar a nuestra familia, trabajo, estudio, amigos, etc. para convertirnos en misioneros. Hay muchas formas de servir a Dios y podemos hacerlo desde nuestra carrera, gustos y habilidades. Todas estas son herramientas que tenemos para cumplir con la voluntad de Dios.

Además, tenemos que entender que Dios no nos quiere dar una vida cualquiera, al contrario, nos quiere dar una vida de éxito en la que alcancemos grandes cosas, que seamos llenos de bendiciones y que podamos ser de bendición para los demás.
Foto tomada de la página: www.lacoctelera.com/elcaminodelavida.jpg

domingo, 21 de junio de 2009

Flora y Fauna excepcional

El oriente ecuatoriano cuenta con una fauna y una flora excepcionales. Exóticas flores de hermosos colores adornan los senderos y enormes árboles cobijan a los visitantes.
Y, aunque los insectos son lo más común y más fácil de encontrar en este lugar, también se pueden vislumbrar divertidos y simpáticos animales como los monos que se acercan a los visitantes, los abrazan y se acomodan sobre sus cabezas ó, el cuchucho, un animal muy parecido al oso hormiguero, muy amigable y que se deja acariciar por todas las manos amigables que se le acercan.
La presencia del cuchucho divierte y dulcifica a todos aquellos que lo miran con ternura.
Foto: Belinda Terneus

Pura adrenalina

En el oriente también pudimos realizar emocionantes actividades como una saltar 30 metros en caída libre.
Para poder hacer esto nos amarraron una soga que simulaba una silla que debía estar muy bien ajustada. Después nos explicaron lo que debíamos hacer para frenar y para mantener la dirección a la hora de bajar por la soga, luego nos daban un par de guantes para no quemarnos las manos y finalmente nos amarraban un mosquetón que nos sujetaba a la cuerda.

El momento antes de saltar el nerviosismo crecía con rapidez, se sentía un enorme vacío en el estómago y la altura parecía aumentar; sin embargo, el momento de saltar la adrenalina corría por el cuerpo y pudimos experimentar una increíble sensación.
Foto: Belinda Terneus

Viaje al oriente

Los alumnos de tercero, sexto y octavo semestre de periodismo de la Universidad de las Américas pudimos viajar al oriente para participar en un curso de supervivencia organizado por el ejército ecuatoriano.

Allí pudimos conocer un poco acerca de cómo es la vida de los militares compartimos con ellos costumbres distintas a las nuestras.

Aprendimos a aplicar inyecciones, a reconocer las plantas que se pueden comer y las medicinales. A preparar trampas para cazar y técnicas de orientación.
También nos enfrentamos a diversas pruebas físicas y de resistencia y pasamos una noche durmiendo en plena selva.
Foto: Belinda Terneus

miércoles, 10 de junio de 2009

Mi papá

“Pues por la fe en Cristo Jesús, todos ustedes son hijos de Dios” Gálatas 3:26

Dios dice que somos sus hijos y como tales podemos disfrutar de todos los beneficios que esto nos trae: el infinito e incondicional amor de Dios, su perdón, una vida libre de cualquier cosa y llena de las promesas que Dios nos da y que cada día se convierten en una realidad.

Generalmente cuando vemos a Dios como papá lo asociamos con nuestros padres, pero ellos son humanos y por lo tanto se equivocan, nos fallan o no pueden encargarse de nuestras cosas de la manera que nos gustaría. Sin embargo, Dios es perfecto, no nos falla, no nos hecha en cara nuestros errores, no nos exige más de lo que podemos dar.

Hay algunas cosas que debes que entender:

-Dios te ama con amor eterno: para Dios no hay tiempo, él te ha amado siempre, te ama hoy y nunca dejará de hacerlo. Te ama más de lo que cualquier persona puede hacerlo, incluso más que tus papás.

-Dios te escogió desde el comienzo: Efesios 1:11 dice que Dios ya te había escogido para y que estableció un propósito para tu vida. No eres un accidente porque Dios ya te había creado con un propósito.

-Dios ya sabía cómo ibas a ser y tiene un plan para tu vida: el Salmo 139 explica que Dios estuvo a cargo de tu creación aún cuando estabas en el vientre de tu madre, mantuvo el control de todo el proceso. Pero no basta con eso, Dios tiene un plan perfecto para tu vida y es un plan que te dará un futuro lleno de paz y de cosas buenas.

-Dios conoce todo de ti: el mismo Salmo 139 dice que a Dios no le podemos esconder nada, Él conoce nuestros actos, nuestros sentimientos y hasta nuestros pensamientos más secretos. Además, Mateo 10:30 dice que él tiene contados todos los cabellos de tu cabeza… ¡imagínate entonces lo bien que te conoce Dios!

-Dios te da consuelo: Dios no es solo el que dice que se puede hacer y que no, no es solamente el que te creo sino que es tu papá y por eso quiere compartir todo contigo. Quiere estar ahí para ayudarte a soportar cada problema que tengas, para sanar tu corazón y para darte fuerzas.

-Dios nunca te abandona: el Salmo 27:10 dice “Aunque mi padre y mi madre me abandonen, tú Señor te harás cargo de mí” No importa la circunstancia, no importa lo solo que te puedas sentir, Dios siempre va a estar pendiente de ti.

Foto tomada de la página: http://www.sacerdocioreal.org

lunes, 8 de junio de 2009

Cuatro llaves

1. Dios te ama y desea darte una vida con propósito

“Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo Unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna”
Juan 3:16


Dios nos ama tanto que dio a su Hijo por nosotros para que pudiéramos disfrutar de una vida con sentido y felicidad.

¿Qué es una vida con sentido y felicidad?
-Paz con Dios
-Equilibrio sicológico
-Lucidez mental
-Madurez emocional
-Salud Física

Pero entonces por qué la mayoría de las personas no viven de esta forma??

2. Porque las personas prefieren manejar su vida según su propio criterio
“Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino”
Isaías 53:6

La actitud de querer guiar nuestra vida según lo que a nosotros nos parece mejor se conoce como pecado y provoca conflictos en la personalidad en quienes viven de esta forma.
Generalmente tratamos de encontrar a Dios y la vida de salud y propósito gracias a nuestro propio esfuerzo, pero solo existe una solución…

3. Jesús es el único que puede llenar todas las necesidades que tengamos

“Mas el que bebiere del agua que yo le daré, no tendrá sed jamás; sino que el agua que yo le daré será una fuente de agua que salte para vida eterna”
Juan 4:14

Gracias a Jesús podemos tener esa vida con sentido y felicidad
-Nuestro espíritu pasa de muerto a vivo
-Desaparecen todos los conflictos afectivos y de personalidad
-Tenemos salud total

Pero saber esto no basta…

4. Es necesario recibir a Cristo en el corazón como señor y salvador

Jesús hoy te dice:
“He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo”
Apocalipsis 3:20

Recibir a Cristo significa convertirme a Dios, confiar en Cristo para que entre en nuestra vida, perdone nuestros pecados y nos haga la persona que él quiere que seamos.

¿Cómo puedo recibir a Cristo?

Solo necesitas hablar con él y pedirle que entre a tu vida. Dios conoce tu corazón y no tiene tanto interés en las palabras sino en la actitud de tu corazón.

Te dejamos una oración guía para que la repitas:

Señor Jesucristo, yo te necesito. Reconozco que tú moriste en la cruz por mis pecados. Te pido que entres a mi vida como Señor y Salvador y hagas de mí la persona que tu quieres que yo sea. Amén.
Foto tomada de la página: http:www.ytodoesotecuento.blogspot.com